En Sin categoría

El contexto del Covid-19, forzó a las Pymes a hacer una Transformación Digital Express, digitalizarse para sobrevivir, dicho en pocas palabras. Por estas razón, la inmediatez y lo forzado que trajo aparejado el Coronavirus, es que a las Pymes les está siendo difícil insertarse en la modalidad de trabajo remoto. 

Incluso a aquellas que resolvieron la pata tecnológica tienen que sortear el desafío de gestionar y liderar el Home Office en un escenario que no les es común. 

En esta nota, vamos a hacer doble click en estas dos cuestiones que son las dos caras de una misma moneda: La Transformación Digital Express y el liderazgo en tiempos de Home Office.

 

SIN TRANSFORMACIÓN DIGITAL, NO HAY PARAISO.

Transformarse digitalmente, implica en primer lugar digitalizarse, es decir tener las herramientas necesarias para operar de forma remota, y esto, dejó de ser un opción. La misma coyuntura que estamos viviendo lo afirma. Para una Pyme, parar un día deviene en costos altísimos, y ni hablar para aquellas que por no contar con las herramientas propicias, siguen sin poder hacer trabajo remoto (por ejemplo) y hoy por hoy llevan casi un mes sin poder operar. 

 

Esta ola que tapó a muchas empresas y no les dio tiempo de reaccionar, sirvió para destacar el valor que tuvieron otros negocios que ahora están surfeando la ola y no tratando de sobrevivir y quedó en evidencia la necesidad de ser ágiles.

 

Sin embargo esta realidad que pone entre las cuerdas a las Pymes, tiene una buena noticia: es posible que el negocio no se frene, pero es necesario que se pregunten qué tipo de empresa quieren ser y si quieren sobrevivir en esta era. Por ejemplo, se puede seguir vendiendo de forma online con una plataforma e-commerce eficiente que dé soporte al equipo de ventas (hoy frenado), es posible mantener el canal abierto de comunicación con un chatbot en Whatsapp Bussines, hacer una campaña de Marketing Digital para continuar comunicando los productos y servicios, y hasta otras implementar otras funcionalidades más avanzadas que van a hacer vivir al negocio más allá de una tienda física o de la oficina. No es fácil, pero con la ayuda indicada, agilidad para la toma de decisiones y no muchos esfuerzos, es posible encarar la Transformación Digital Express.

 

LIDERAR EN HOME OFFICE

Como mencionamos antes, hay empresas que no han podido gestionar cómodamente la contingencia de trabajar desde casa. En Snoop, también tuvimos que tomar decisiones y sobre todo, gestionar a la velocidad que se requería. En un día, movimos la operación a Home Office por la facilidad técnica de tener toda la información de la empresa subida a la nube. Pero, de ahí a liderar y dar pasos a seguir a los colaboradores es otra cosa. 

 

Rápidamente, el equipo de directores junto con Gustavo Guaragna (CEO de Snoop Consulting) y Valentina González (Líder en Gestión de las Personas) se reunieron virtualmente un domingo, previo al anuncio de la cuarentena como medida para contener la propagación del Coronavirus. Allí se definieron pautas sobre cómo sería liderado el trabajo remoto en cada equipo de trabajo. 

 

Los conceptos claves que surgieron fueron: 

 

  • Establecer un propósito y alcance
  • Definir las herramientas y canales de comunicación
  • Fomentar los derechos y obligaciones
  • Comunicar buenas prácticas durante el Home Office

 

¿Por qué era necesario definir estas cuestiones? Porque para fomentar el compromiso es necesario establecer reglas que regulan el teletrabajo para crear una nueva atmósfera donde el trabajo en equipo desde casa funcione, y tenga el mismo valor que si se desarrollara desde la oficina. Lo que cambia es la dinámica, y la forma de trabajar, pero el compromiso es el mismo. 

 

BUENAS PRÁCTICAS DURANTE EL TELETRABAJO

Ya sea en este contexto, o para la etapa post Covid-19, las buenas prácticas en trabajo remoto seguirán vigentes. A continuación las compartimos: 

 

  • Avisar al equipo que estás disponible: cuando empezamos el día, salimos de una reunión, o volvemos de almorzar.
  • Avisar el equipo al terminar la jornada de trabajo.
  • Intentar coordinar con el resto para sincronizar horarios de trabajo y descanso.
  • En caso de no estar disponibles, comunicarlo a todo el grupo.
  • Hacer dailys virtuales con el equipo al inicio de la jornada o en un horario acordado.
  • Tener el calendario actualizado.
  • Al querer tener una comunicación sincrónica verificar su calendario y el estado.
  • Disponer de un espacio sin ruidos.
  • Usar cámara.
  • Ser cuidadoso al compartir pantalla.
  • Revisar las política de seguridad de la empresa.
  • Cambiar la contraseña periódicamente.
  • Bloquear la computadora cuando no se esté usando.
  • Ser cuidadoso con los que se descarga.

 

En conclusión, la oportunidad que tienen las empresas hoy no tiene precedente. Se trata  parte de la evolución digital necesaria, constante y sincronizada con la tecnología, las personas, la cultura de empresa, las dinámicas de trabajo y el objetivo de cada organización. 

Si esta nota te gustó, te recomendamos leer:

HERRAMIENTAS PARA HACER HOME OFFICE

MKT DIGITAL PARA PYMES: GOOGLE MI NEGOCIO

¿CÓMO G SUITE PUEDE DARLE AGILIDAD A TU PYME?

ALMACENAMIENTO EN LA NUBE: CÓMO ELEGIR LA MEJOR?

 

Recommended Posts