En Sin categoría

La pandemia del Coronavirus nos movilizó en muchos aspectos: distanciamiento social, cuidado de higiene constantes, trabajo remoto y también buscar alternativas para vender desde casa. 

Según la consultora Kantar, el 30% de los compradores actuales de e-commerce es primerizo. Es decir, que se han sumado nuevos usuarios a la modalidad de compra online, y el estudio sostiene que el auge se va a sostener pasada la cuarentena.

 

EL CRECIMIENTO DEL E-COMMERCE EN NÚMEROS

La Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE), indica en un estudio reciente, que hubo un crecimiento de compras online del 75% con respecto al año anterior. También se relevaron datos sobre las ventas: 146 millones de productos fueron vendidos, un 22% más que en 2019.

El crecimiento de las ventas viene aparejado de nuevos consumidores que se sumaron a esta modalidad y que piensan adoptarla. El documento elaborado por la CACE menciona que más de 800.000 usuarios se sumaron a las compras en línea el año pasado y por eso, el e-commerce está en la etapa de maduración; el consumo de productos básicos se ha vuelto habitual, donde 2 de cada 3 consumidores compran al menos una vez al mes por Internet.

 

EL E-COMMERCE EN LAS PYMES

Contar con el software adecuado se vuelve imprescindible. Ya sea para realizar la venta como para brindar una experiencia de cliente excepcional (por ejemplo en la post venta).

Según Mercedes Morera, directora de Snoop Pymes, “Todo negocio a la calle puede convertirse en un e-commerce”. Y esto es independiente del rubro que sea porque con una buena implementación de todas las herramientas tecnológicas disponibles, es factible ponerle creatividad a la experiencia online. Por ejemplo en una boutique, dice Mercedes Morera, “es posible verse como quedamos vestidos con un saco de cierto color, o entrar a un departamento y recorrerlo en 360º”.

Además, si sumamos las redes sociales podemos potenciarlo aún más. No olvidemos que estas plataformas también nos dan herramientas para salir a vender online. El Social Commerce es una práctica que ya se esperaba que crezca, pero en medio de este contexto, no es de extrañarse que crezca aún más de lo estimado. 

 

EL CONTEXTO ACELERÓ EL CRECIMIENTO

El hecho de estar en cuarentena y en un contexto de incertidumbre, disparó las compras por impulso. En este sentido, IPG Media Brands en un informe relevó que el “86% de los consumidores cambió sus hábitos diarios”. 

Motivados por el temor de desabastecimiento, los principales rubros que se vieron afectados por las compras fueron los supermercados y farmacias. Este último rubro vendió un 400% más respecto al año pasado en el mismo periodo. Mercado Libre, por ejemplo, vendió un 15% versus el mismo periodo de febrero en la categoría de productos de primera necesidad. 

Sin embargo, ya sea por impulso o no, recurrir a la modalidad de compra online fue clave para introducir al sistema los usuarios más escépticos. Haber probado la experiencia y ver sus beneficios, vaticina que habrá recompra. 

El e-commerce ganó adeptos con esta coyuntura que trajo el Coronavirus: gente que aún no compraba por Internet hoy lo está haciendo, y la tendencia indica que lo seguirán haciendo aunque pase la tormenta. 

 

LA OPORTUNIDAD EN MEDIO DE LA CRISIS

La respuesta se encuentra en el Marketing Digital, en poder tomar lo mejor de cada herramienta, y conseguir que el negocio se mantenga e incluso repunte exponencialmente. 

La toma de decisiones ágiles es otro factor; ser observadores, analiticos, flexibles, resilientes y tener la capacidad de adaptarse a un contexto sin precedentes. 

 

Si te interesó esta nota, te recomendamos:

¿QUÉ ES EL SOCIAL COMMERCE?

CÓMO HACER UNA TRANSFORMACIÓN DIGITAL SI SOY UNA PYME

3 CLAVES SOBRE CHATBOTS

6 BENEFICIOS DE TENER UN ECOMMERCE

Recommended Posts