Las APIs son mecanismos para conectar dos interfases que permiten crear ecosistemas dinámicos donde se integren los procesos y se pueda ofrecer una mejor experiencia de cliente.

 

Uno de los factores determinantes de las APIs es que permiten que la transformación digital del negocio se haga de manera rápida y sin necesidad de deshacer procesos.

 

Esta ha sido una medida que han tenido que tomar los bancos para poder mantenerse con vida en un mercado tan competitivo como el financiero, sobre todo, después de la llegada de las Fintechs.

apis en el sector financieroVentajas de las APIs en el sector financiero

 

Dentro de los beneficios principales que tiene la aplicación de APIs en el sector bancario están:

 

  • Mejorar la experiencia del cliente a la hora de la apertura de cuentas
  • Generar ecosistemas dinámicos
  • Obtener nuevos negocios a través de la monetización de las APIs
  • Incrementar la seguridad en los procesos financieros
  • Crear nuevos productos sin necesidad de deshacer procesos
  • Disminuir costos de implementación

 

La apificación de las instituciones bancarias ayuda a crear modelos de negocios disruptivos que permiten romper paradigmas para poder posicionar productos y servicios financieros con mayor facilidad y brindar una experiencia de usuario única.

 

Con la implementación de las APIs en este sector, se fomenta la coo-petencia (colaboración entre dos sectores económicos que incluso pueden ser competencia entre sí) entre las empresas, lo que ayuda a mejorar la experiencia del usuario final. Las empresas se han dado cuenta que es mejor fomentar el espíritu colaborativo entre diferentes compañías, inclusive si son competencia, si al final todas van a obtener rentabilidad en la transacción.

 

Por ejemplo, en el caso de los bancos, el intercambio de información de los clientes para poder diseñar mejores productos y servicios para ellos.

 

Todo por los clientes

 

La innovación, mayor seguridad y agilidad en los procesos estará garantizado con la implementación de las APIs en el sector financiero.

 

Agilidad porque al contar con los datos de los clientes, será más fácil otorgar créditos, hipotecas, etc.

 

Innovación porque con este intercambio de información y la integración de procesos, es más fácil, y rápido, crear nuevos productos, diseñados y pensados para el consumidor de hoy.

 

Y seguridad en los procesos financieros, información confidencial, etc., de los clientes.

 

En definitiva, si los bancos y las instituciones financieras no se suman a la transformación digital de los negocios, están destinados a desaparecer, pues, según varios estudios, se estima que el 56% de las empresas está utilizando APIs para obtener mayores oportunidades de negocios en el mercado.