Que todo el mundo esté hablando de transformación digital no quiere decir que todos la hayan implementado. Pero es sorprendente la cantidad de empresas que no han realizado este cambio hacia las nuevas exigencias del mercado.

 

Y esa exigencia no es solo para las corporaciones, es también para las PYMES. Es vital la transformación digital de una PYME para poder entrar en la pelea.

 

Aunque parece que la transformación digital se refiere a marketing digital, esto no es así. Veamos qué es la transformación digital.

 

Transformación digital de los negocios

 

Este concepto se refiere a todos los cambios internos que se dan dentro de una compañía para mejorar los procesos. Es hacer un cambio en la estrategia, estructura y cultura del negocio, basándose en los medios digitales.

 

Esto va muy ligado a la adaptación y disposición al cambio que está dispuesto a llevar una empresa para no morir en el entorno en el que se está desenvolviendo.

 

Como lo afirma Germán Torres, Director Business Consulting en Snoop Consulting, “Cuando se habla de transformación digital más importante la parte de “Transformación” que de “Digital”.

 

Ahora, ¿Qué no es la transformación digital? En definitiva, no es marketing digital. Si bien es cierto que la presencia en los diferentes medios sociales es importante, la transformación digital no se refiere a tener una cuenta en alguna red social.

 

Va más ligado a concebir el negocio en los diferentes medios digitales que hoy en día están a disposición de los negocios para presentarle a los usuarios una mejor experiencia de compra.

 

Beneficios de la transformación digital

 

Dentro de las ventajas que resultan de la transformación digital de los negocios se encuentra:

 

  • Incrementa las oportunidades de negocios para las empresas
  • Mejor manejo de la data
  • Ayuda con los procesos internos de la empresa
  • Interviene, positivamente, en el flujo de comunicación
  • Mejora el ROI de la empresa
  • Contribuye en el análisis de los datos

 

El punto más importante a la hora de enfrentarse a una transformación digital es estar dispuesto a los cambios. Si bien es cierto que ya existen muchas pautas estipuladas en torno a este tema, todos los días surgen nuevas tendencias que deben ser aplicadas en el negocio para no quedarnos atrás.

 

Existen muchos ejemplos claros de empresas que no se anticiparon a los cambios digitales que se estaban generando y murieron antes de poder accionar. Por ejemplo, el famoso caso de Kodak, quienes no pensaron, jamás, que su negocio multimillonario caería en picada con la llegada las cámaras digitales y, posteriormente, la llegada de los teléfonos móviles y el almacenamiento en la nube.

 

Otro caso de una empresa que se aferró a lo viejo y no le dio paso a lo nuevo fue Nokia. Líder, en su momento, en el mercado en cuanto a telefonía celular, pero la llegada inminente del Blackberry lo desencajó de tal manera que su poderío quedó, rápidamente, en el olvido.

 

Pero calma, no todas son empresas que han fracasado en el intento de la transformación digital de los negocios. Existen otras como Amazon que lograron un éxito rotundo al anticiparse a lo que venía y transformar, rápidamente, su negocio.

 

Recordemos el ecommerce comenzó como un vendedor de libros y luego fue evolucionando hasta convertirse en una de las tiendas online más importantes del mundo.

 

La actitud ante el cambio lo es todo ante una época tan revolucionada como la que estamos viviendo hoy en día. No te resistas a ello y no olvides que la transformación debe ser completa, no solo deben cambiar los procesos sino también la cultura de la empresa.