Después del gran movimiento de mujeres que se ha estado gestando en los últimos años, en este Día de la Mujer, desde Snoop, queremos reivindicar la igualdad y profundizar en el reconocimiento de los derechos de la mujer.

 

Cada 8 de marzo, internacionalmente se celebra el Día de la Mujer. Pero, ¿por qué nació este día?

 

El Origen del Día de la Mujer

 

Apenas sabemos de dónde viene el “Día de la Mujer” entendemos que no es un día para “celebrar” sino para tomar conciencia.

 

El 8 de marzo de 1908 murieron más de 120 mujeres en el incendio en la fábrica Cotton, de Nueva York, tras de una huelga en la que pedían la reivindicación de sus derechos laborales.

 

¿Qué pedían las trabajadoras de la fábrica? Tres puntos fundamentales que, cien años después, muchas mujeres siguen exigiendo:

  • Reducción de la jornada laboral a 10 horas
  • Igualdad en el salario ya que ejercían las mismas actividades que los hombres y ganaban menos por ello
  • Mejorar las condiciones de trabajo que tenían

 

La respuesta del dueño de la fábrica fue encerrarlas y provocar un incendio dentro de la fábrica para provocar que las mujeres salieran, pero el fuego se extendió y todas las mujeres muerieron calcinadas.  

 

Dos años después, en la II Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas, se declara este día como el Día Internacional de la Mujer en honor a todas las mujeres fallecidas en el incendio.

 

Es interesante, por otra parte, contrastar esto con el origen del Día del Hombre que se estableció en 1992. El objetivo de este día, es  destacar su rol positivo y concientizar a los hombres a ser mejores. Es decir, el Día de la Mujer surge de la lucha femenina reclamando derechos básicos e igualdades y la masculina apela a potenciar el lugar que ya está dado socialmente.

 

Seguimos viendo en el mundo desigualdad, injusticia y violencia en torno a la mujer.

¿Qué está pasando ahora?

 

Han transcurrido, exactamente, 111 años de lucha por los derechos de la mujer, la igualdad y el reconocimiento hacia el género. Muchas cosas se han logrado, pero otras siguen estando en la lista de deseos de muchas mujeres alrededor del mundo.

 

De acuerdo a la Encuesta de Indicadores Laborales, los hombres ocupan el 77% de los cargos directivos de las empresas. Solo un 23% es llevado bajo la representación femenina.

 

Por otro lado, según datos ofrecidos por Telam durante el 2018, en Argentina, los hombres realizan 1 hora con 33 minutos de trabajo sin paga al día frente a las 4 horas con 17 minutos que realizan las mujeres.

 

Además, según un informe del Instituto Nacional de las Mujeres (INAM), las mujeres ganan en promedio un 26% menos que los hombres, en Argentina., un claro indicador de que sigue existiendo una desigualdad que afecta nuevamente a la mujer.

 

Pero ese no es el único problema al que se tiene que enfrentar la mujer desde el punto de vista laboral, también existe el acoso, el machismo, la violencia, la discriminación y el abuso de poder, por nombrar algunos.

 

Sabemos que el problema existe

 

En Snoop sabemos que el problema existe, que es real y está pasando ahora. Por lo tanto, hemos decidido tomar postura y trabajar en torno a que esto no siga sucediendo.

 

Valentina González Domínguez, HR Business Partner en Snoop Consulting, se ha enfocado en crear un programa de sensibilización en torno al tema abriendo la posibilidad de hacer comentarios, generar debates y hacer propuestas que ayuden a hacer visible cualquier tipo de problemas que puedan presentarse en la empresa dentro de esta temática, ya sea abuso, acoso o desigualdad. El programa gira en torno a cómo enfrentar situaciones de violencia o maltrato, bien sea que se generen dentro de la empresa o fuera de ella.

 

En una entrevista que le hicieron recientemente, le preguntaron sobre qué situaciones aborda actualmente Snoop, que estaban naturalizadas hasta hace unos años con la intención de saber cómo se encaran hoy en día. Valentina comentó que, para ella “la sensibilización es clave porque lleva a cuestionar lo naturalizado y en Snoop Consulting estamos en ese momento. Como en toda transición, identificamos mucha confusión sobre lo que es y lo que no es violento, en niveles extremos se vive como que hay mucha “hipersensibilidad” con el tema y algunos dudan de si con este movimiento habrá espacio para el humor.  

 

También resaltó que se ha sorprendido con la atención que le han puesto los distintos niveles de la organización a lo que se dice pero, sobretodo, al cómo se dice.

 

De hecho, Valentina asegura que “el tema ha sido parte de la agenda estratégica, con nuestro CEO, Gustavo Guaragna, como sponsor clave y estamos trabajando en la elaboración del protocolo de violencia para que cada quien en la organización, sin importar rol o jerarquía, sepa qué hacer si está siendo víctima de situaciones violentas”.


Continuó afirmando que “es muy complejo comprender las situaciones de violencia naturalizadas porque precisamente se convierten en invisibles. Sabemos que en el rubro IT trabajamos con perfiles que predominantemente poseen mayor inteligencia lógico-matemática que inteligencia intrapersonal. Esto, por ejemplo, hizo a muchas empresas calificar como humor agudo o humor negro a algo que es muchas veces cinismo o inhabilidad para conectar con el otro. Sostener esto tiene un costo altísimo en la cultura y por suerte y con muchas más mujeres y hombres implicados, estamos entendiendo lo que no es gracioso y cada vez nos reímos menos del humor que puede resultar violento, cada vez nos cuidamos más y cuidamos más al otro, hoy es clave el desarrollo de nuevas competencias y estamos trabajando en este sentido”.

 

En Snoop queremos ser parte del cambio, y nos estamos preparando para asumir retos en torno a ayudar con la solución y no ser parte del problema. A concientizar sobre la situación y aprender a mirar al otro. Porque, si bien es cierto que hoy celebramos y reivindicamos a la mujer, lo importante es que tengamos la posibilidad de reconocer y respetar al otro, sin discriminarlo cualquiera sea su condición o elección.